Según la organización no partidista y sin ánimo de lucro Integrity Florida, la Florida es el estado más corrupto de los Estados Unidos. La revista  Forbes ha publicado esta información, y cifras recolectadas por Integrity Florida indican que el estado del sol y de las naranjas y de Disney World, no solo se resalta por sus numerosas bondades climáticas y atractivo turístico sino que es el número 1 en todo tipo de corrupción: sobornos, contratistas seleccionados por el gobierno con intereses privados, deudas publicas de políticos y conflictos de interés, políticos que han presentado tarde sus intereses financieros, o han recibido regalos de parte de intereses privados, y políticos que han trabajado de cabilderos al mismo tiempo que han estado en sesión legislativa.