La Salud de la Mujer no puede ser rehén

Muchas mujeres de los Estados Unidos, sin importancia de raza o edad, y menos el partido político, tienen muy claro hoy día la importancia de la salud sexual femenina en una era donde el concepto de relación sexual ha dado un vuelco completo. La edad promedio según el Kinsey Institute para que un 70% de las adolescentes tenga sexo en los Estados Unidos es 17, y 2/3 de las mujeres entre los 18 y 19 años han tenido más de dos parejas sexuales. Un 63% de los estadounidenses según una encuesta publicada este viernes hecha por el Henry J. káiser Family Foundation apoyan que los seguros médicos cubran los métodos anticonceptivos. No se puede usar la decisión de la mujer como rehén político.
La mayoría de las mujeres quieren tener decisión sobre su cuerpo, y mas que eso, poderse hacer chequeos ginecológicos anuales, y poderse vacunar contra el virus del papiloma humano, que en mujeres sexualmente activas puede dar cáncer cervical. Más que esto, la mujer de hoy quiere tener derecho a tener acceso a dichos métodos, no puede ser un tema de dinero, es un tema de salud. Yna caja de anticonceptivas oscila entre los $50 y los $100 dólares, y ver a un medico para ser revisada y vacunada entre $150 y $450. Hay madres solteras, adolescentes sin padres, empleadas promedio con bajos ingresos, y mujeres comunes y corrientes que no tienen ese dinero. Es por esto que la guerra que le hicieron algunos congresistas, y que incluye a los candidatos Mitt Romney y Rick Santorum a la ley de salud esta semana no tiene nombre. Fue una mezcla de campaña política con un coro de ultraderecha que acostumbra a mezclar la religión, con la realidad de las maneras mas irresponsables.
Es por esto y por mucha razones mas que el senado de los Estados Unidos con mucha razón votó NO a una enmienda que quitaría la provisión de que los seguros médicos deban cubrir exámenes y vacunas de este tipo. Y es que muchos miembros del partido republicano no contentos con que las entidades religiosas no se incluyan esa provisión (política respetable para algunos pocos que siguen las clausulas religiosas al pie de la letra) quisieron ir más allá y quitar la regla por completo. La buena noticia es que el voto del senado fue dividido, lo que de por si muestra que está no es una disputa entre republicanos y demócratas, es una disputa entre republicanos ultra conversadores que consideran que la abstinencia es la mejor herramienta hasta en una pareja casada, cuando no se quiere tener hijos.
A partir del 1 de Agosto las compañías de seguro deberán cubrir las pastillas anticonceptivas sin deducible. Pero lo más impresionante de esta polémica es que un 85% de los empleadores grandes de los Estados Unidos ya ofrecían contraceptivos en sus planes de salud, no sin mencionar que ya 28 estados de los Estados Unidos tienen este mandato. Esta polémica nunca habría tomado el giro que tomó, que incluyó hasta al locutor radial Rush Limbaugh diciendole prostituta a una estudiante de derecho de la universidad Georgetown mientras debatían del tema., si no fuera porque fue parte de una ley de salud que ayuda a los menos afortunados en un año electoral.
http://www.sabinaopina.com