Dice Mitt Romney que él en lugar de haber pagado entre 13% y 14% en impuestos, pagó 45%. La razón, las corporaciones en las que tiene invertido su capital, ya pagaron un 30% o 31% sobre sus ganancias, antes de aportarle a él ganancias sobre el valor de sus acciones. Lo dijo en la Florida.

En primer lugar dudo que esas corporaciones hayan pagado el 30% que él clama, siendo ya tan conocidas las prácticas que estas utilizan con sus ejércitos de abogados financieros y contadores para no aportarle un solo dólar al fisco. Tan solo el año pasado, la corporación más grande del país, la General Electric, consiguió no solo no pagar un centavo, sino que pretendía que el estado le devolviera. Si así lo hace la más grande, ¿qué se puede esperar del resto? ¿Qué porcentaje pagaría la que fue suya (Bain)? ¿Será por eso que no quiere mostrar su declaración de años anteriores ignorando el ejemplo que inició su padre, que ofreció al público doce años de declaraciones cuando fue candidato?

Pero, mirando un escenario idílico como el que él plantea, yo me pregunto, el comerciante que vende, digamos, una camisa, ¿debe aportar también el 13% o 14%, ya que la corporación a la que le compró la mercancía al por mayor, también ya pagó el supuesto 30%? ¿Debe entonces la corporación que le vendió la mercancía al comerciante pagar el 13% o 14%, ya que las corporaciones que le vendieron las telas y los botones ya pagaron el 30%? ¿O las que venden hamburguesas porque el de la carne… o las que elaboran los carros, ya que las que fabricaron las piezas… y así los que los venden restarían lo que pagó el uno y el otro, en una cadena que quizá terminaría en que los que extraen materias primas sean los únicos que paguen impuestos? Pero cómo, si los que extraen la materia prima más utilizada, la más rica industria de los últimos tiempos, el petróleo, más las corporaciones que se adueñaron de la agricultura, ¡son los que menos impuestos pagan y los que más subsidios socialistas propuestos por el Partido Republicano reciben del Estado! ¿Entonces quién queda? Quedan los mecánicos, los empleados de almacén, los cocineros y meseros, las secretarias, los gerentes de planta. La clase media y baja.

Pero también me pregunto por qué se detiene a dar tantas explicaciones, porque primero dijo que no iba a mostrarlos, luego que probablemente, después que en abril el último año, luego que solo dos años y ya no molesten. ¿Qué tiene que ocultar? ¿Por qué tanto esfuerzo en decir que aporta más de lo que aportó si su Partido ha luchado hace más de una década precisamente porque las personas como él aporten cada día menos y permanezcan intocables ante la quiebra en que hundió al país el anterior gobierno, un títere de las corporaciones y personajes como él? ¿Si precisamente por defender que a personas como él se les mantenga una medida temporal que supuestamente iba a crear empleo (y que siguen manteniendo aunque su resultado fuera el inverso), su Partido se ha ido en contra de todos los remedios para crear empleo y reducir el déficit que ha propuesto el presidente Obama, prefiriendo incluso recortar las ayudas del Medicare y la Seguridad Social, y aumentar el impuesto a la nómina, antes que levantarles la medida?

¿No debería ser congruente con su Partido y decir simplemente: Yo pago menos en impuestos que el 99% de los estadounidenses porque yo genero empleo? Claro que ante esto, quizás le preguntarían, ¿cuál empleo, gobernador? ¿Cuál es el empleo que usted generó gracias al recorte que disfrutó en sus impuestos? Bueno, lo cierto es que sí generó, el de los contadores y abogados que se devanan los sesos a ver cómo pagan todavía menos, y el de los cabilderos como Newt Gingrich, que acechan el Capitolio para lograr que también paguen menos.

Quizá la medida más práctica que pueda tomar gobierno alguno sea llamar a personas como Mitt Romney y ‘personas’ como la General Electric, y preguntarles cuánto le pagaron a abogados, contadores y cabilderos como Newt Gingrich, más las ‘donaciones’ que les regalaron a sus amigos congresistas, para ofrecerles que aporten en impuestos eso, las millonadas que se gastan cada año intentando conseguir aportar menos.

Algo es algo.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/01/29/1112511/pedro-caviedes-incoherencias.html#storylink=cpy